Sandía

Semillas de sandía y sus beneficios

A quién se le hubiera ocurrido que las semillas de sandía podrían ser buenas para la salud? Siendo la sandía una fruta tan rica y fresca para el verano, sus pepas siempre nos han molestado, pero se ha descubierto que estas tienen muchos beneficios para la salud. Aprendamos cuáles son sus beneficios de las semillas de sandía y cómo consumirlas.

Semillas de sandía y sus beneficios

Aunque parezca increíble las siempre despreciadas semillas de sandía, nos sorprenden con propiedades nutricionales beneficiosas para nuestra salud.  Aprendamos a conocer cuáles son su aporte a nuestro organismo y cómo consumirlas. La sandía también se conoce en otros países como melón de agua, melancia o patilla.

La sandía es una de las frutas más cotizadas en el verano, es fresca, nutritiva y por ser muy jugosa, nos aporta mucha hidratación especial para los días de altas temperaturas; además, tiene propiedades nutricionales muy beneficiosas para nuestra salud.

Sandía

Semillas de sandía y sus beneficios

Sus principales beneficios son : ya decíamos que por ser muy jugosa, nos hidrata; contiene  licopeno, nutriente de gran poder antioxidante; es baja en calorías y grasas; ayuda a depurar el organismo; es un estimulante natural de la diuresis.

Desde hace un tiempo se han hecho estudios sobre las propiedades de sus semillas, como resultado se destacan las siguientes :

  • Laxante natural : las semillas de las sandías son ricas en fibra dietética, por lo que usarlas como laxante natural, es una muy buena opción para ayudar a regular el tránsito intestinal por medio de la estimulación de este.
  • Diurético : por la cantidad de agua que tiene la sandía en sí, ya es un muy buen diurético, siendo la semilla también un buen depurador ayudando a eliminar las toxinas del organismo.  También se destacan por su beneficios en las funciones renales, por lo que se recomiendan en caso de hipertensión arterial, cálculos renales (piedras en los riñones) y retención de líquidos.
  • Antioxidante natural : tanto la sandía como sus pepas contienen nutrientes antioxidantes. La sandía rica en licopeno y las semillas en magnesio y zinc, ambos minerales beneficiosos para el organismo.
  • Energía : siendo la sandía una fruta muy baja en calorías, dado que 100 grs. equivale a 20,3 calorías, los mismos 100 grs. de semillas, nos aportan 555 calorías.

Las semillas de sandía NO se deben comer en exceso, ya que pueden causar problemas digestivos y estomacales, la cuota máxima sería un puñado al día.

Por otra parte, como es una pequeña semilla y tiene una dura cobertura, puede pasar mucho tiempo en nuestro tracto digestivo sin ser procesadas, por lo tanto es importante consumirlas molidas o masticarlas muy bien antes de ser ingeridas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *